LA PEDAGOGIA COMO DISCIPLINA Y METODOLOGIA

Debemos tener en cuenta  que los estudiantes de cada curso son seres humanos diferentes en edad, características psicológicas, capacidades intelectuales, intereses grupales e individuales, empatía con el profesor y conocimientos previos. En la dirección de la clase la disciplina es el resultado de la educación.

 Los casos concretos requieren constantes esfuerzos de comprensión y adaptación para que su acción se ajuste a la realidad que debemos enfrentar, tenga en cuenta: Localizar a los líderes del grupo y lograr que  colaboren en la disciplina  de la clase; vigilar la clase en las pruebas o exámenes sin hacer  alarde de una excesiva rigurosidad. Cuando se tenga que actuar correctivamente, hacerlo con naturalidad, seguridad y serenidad; ser firmes en las amonestaciones, cuando sea necesario hacerlas, pero que nunca humillen al alumno y sean, en lo posible, aplicadas en privado; mantener y cumplir la sanción aplicada , a no ser de que haya un grave error del profesor que justifique su cambio de actitud; evitar proferir amenazas que luego no se puedan cumplir por el desprestigio magistral que ello implica; no actuar en momentos de descontrol o ira; mantener ocupados a los alumnos, pues nada provoca tanta indisciplina, como de no tener nada que hacer; no sancionar a todo el grupo por la conducta de algunos; comprender que la autoridad no se posee con el título o puesto, sino que se conquista mereciéndola.

 Las relaciones interpersonales son importantes para fortalecer la autoridad y el autoestima por eso: No mande nada que no sea estrictamente necesario intentemos ser sinceros y francos, debatiendo con los estudiantes las formas de comportamiento considerados como indeseables; las actitudes de burla y sarcasmo,  alejan al profesor definitivamente de los estudiantes; La palabra oportuna, un gesto de sentimiento, una charla orientadora, logran un mayor acercamiento del profesor a los estudiantes; atender las diferencias individuales, tanto en los trabajos escolares como en las relaciones personales de los estudiantes;  reconocer lo bueno que hagan los alumnos sin caer en la exageración o en formas que parezcan o sean insinceras;  estimular, más que echar en cara;   utilizar los llamados de atención como llamamiento a la reflexión explicando clara y explícitamente el por qué de la corrección; mantener un ambiente amable y alegre en las clases;  distribuir los trabajos de acuerdo con las preferencias, posibilidades y habilidades de los estudiantes; respetar la manera de ser de cada alumno, encaminándolo cuando se da el caso, hacia formas de aceptación social o valores morales;  aproximarse a los escolares en forma amigable tanto dentro como fuera de clase; estar al tanto de los problemas particulares de los alumnos, a fin de poder auxiliarlos u orientarlos cuando sea necesario; evitar privilegios de clase, pues estos desjerarquizan al profesor frente al resto del curso; planear los trabajos de modo objetivo, adecuado y funcional y no confiar demasiado en la improvisación; procurar ver a los alumnos como personas que necesitan ayuda y orientación.

 Los Tipos de disciplina como la  autoritaria, democrática y dejar hacer dejar pasar son el resultado de una acción subjetiva  impuesta por  la realidad de una situación concreta. Cuando un alumno viola el orden natural, acontecen consecuencias inevitables.

 En el método es la Disciplina  Premio – Castigo, La característica más común de la disciplina estudiantil consiste en castigarlos cuando desobedecen y premiarlos cuando obedecen presentando  ciertas desventajas: promueve un comportamiento hostil; estimula el conformismo antes que aprender de las situaciones naturales y sociales que rodean al muchacho; hace a los educadores responsables del comportamiento  de sus estudiantes; sugiere que el comportamiento es aceptable ante una figura representativa de la autoridad; impide que los estudiantes aprendan a hacer sus propias elecciones y, consecuentemente y  les impide la adopción de normas para un comportamiento afectivo.

 Se debe evitar las posturas represivas, Ofrecer opciones,  la comprensión,  mantener el respeto por los derechos y la dignidad del estudiante y del educador, dar siempre al estudiante una nueva oportunidad, esperar lo mejor, comentar y aprender de las consecuencias, es la didáctica alternativa.

 En cuanto al manejo de los contenidos los estudiantes confirman si al frente de la clase existe un verdadero maestro: El profesor debe dar a conocer a los estudiantes la forma en que se estudia la asignatura que orienta; cada asignatura tiene su propia didáctica,  su forma  de estudiarla;  el profesor evalúa lo que enseña: si enseña algoritmos, evalúa algoritmos; si enseña fórmulas, evalúa fórmulas; si enseña conceptos, evalúa conceptos y si enseña procesos, evalúa procesos; tener un excelente conocimiento de los temas, le permite una visión global de la asignatura; así sabrá qué es lo fundamental de enseñar y que es lo que el estudiante debe aprender; el no manejarlo, genera en ellos desmotivación hacia la materia, poca admiración por el profesor  e indisciplina; los estudiantes tienen la facultad de detectar si el profesor maneja o no el tema; es una costumbre sana,  cada vez que lo hacemos aprendemos algo nuevo de ellos y encontramos nuevas y mejores formas de orientarlos; es importante examinar cuidadosamente los temas que creemos dominar y si realmente orientamos a los estudiantes.

Tenga presente algunos aspectos metodológicos importantes que como profesor debe tener en cuenta para la conducción de la clase: Llegue puntualmente a clase con todos los materiales necesarios para trabajar  (marcadores, borradores, libros, fotocopias, materiales de laboratorio, ayudas audiovisuales, etc.);  asesore individualmente a los estudiantes en el trabajo intelectual teniendo en cuenta sus capacidades y imitaciones;  de al texto guía un uso adecuado, sacándole el mejor provecho; permita que el estudiante lea, escriba, analice, sintetice y opine;   exija orden y pulcritud en el cuaderno, uniforme, y aula de clase; las tareas que coloque a sus estudiantes deben ser tareas inteligentes, por lo cual debe prepararlas con anterioridad, más no improvisarlas en clase; permita que los estudiantes se expresen; si deja una tarea debe revisarla y discutirla en la clase siguiente (no necesariamente a todos los estudiantes); presente agradable el tema; asigne, en lo posible, problemas mas no ejercicios; el maestro es un facilitador, un orientador, un guía un conductor;  es el estudiante quien construye el conocimiento; el maestro muestra el camino, pero es el estudiante quien camina, es el maestro quien da alas,  pero es el estudiante  quien aprende a volar; no podemos esperar el mismo rendimiento académico de todos los estudiantes, pero si la misma actitud de trabajo; tenga en cuenta que la palabra educa y el ejemplo arrastra.

 En consecuencia, la pedagogía y la disciplina es todo un arte metodológico.

About these ads

2 comentarios to “LA PEDAGOGIA COMO DISCIPLINA Y METODOLOGIA”

  1. adriana padilla Says:

    todo bien……………………..?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: