LO ACADEMICO Y LO POPULAR

Generalmente los “ISMOS” terminan en simples movimientos como lo ocurrido en nuestro departamento del Huila hace ya varias décadas, me refiero al “Huilensismo”; luego trataron de acuñar el término “opa” para significar alerta, escándalo o despliegue del término opitud que se quedó en eso, opitud.

 El concepto académico y resocializador más fresco y cadencioso  es el de Huilensidad.  Hace muchos años legítima y legalmente los agustinianos para rescatar su sentido de pertenencia y región adoptaron la cátedra Riveriana, lo mismo hicieron los Riverenses que con orgullo literario y en sendas reuniones populares institucionalizaron la cátedra Riveriana.

 Tanto Agustinenses como Riverenses están  preocupados por la ordenanza  departamental que decretó la Huilensidad, claro ya ellos agotaron los procesos de deliberación, divulgación, adopción e implementación de sus cátedras y consideran que la cátedra de la Huilensidad va a desplazar su sentido popular de territorio y tradiciones.

 La cátedra de Huilensidad debe ser transversal y sinérgica, es decir, integral y tridimensional abordando la cátedra Riveriana y Agustiniana; lo que significa que el saber popular, el académico y de experiencias que otros intelectuales llaman  capitales (popular, académico y experencial), debe ser una triada para construir Huilensidad, una vez legitimado el proceso cultural, pues generalmente la norma es coercitiva y de estricto cumplimiento.

 Las tradiciones y lo popular deben ser respetados pero no desconociendo el lenguaje académico ni debe ser superado por la arrogancia de algunos intelectuales.

 Recuerdo a mi profesor de castellano que nos hacía escribir en el cuaderno de español “no diga, se debe decir” pero ahora llega a mi memoria la discusión con mi abuelita explicándole que no diga cumbrera o zarzo sino que debe decir Pent – House, me es imposible corregir el lenguaje popular de mi tío en Sanpedro,  cuando me dice  que le pase el tiesto  (vasija de barro) y al campesino que no entiende ese “tejemaneje” (enredo) entre Huilensismo, opitud y Huilensidad.

 Lo que mejor podemos hacer para no herir susceptibilidades con los gentilicios es permitir que los nacidos en Hobo se digan entre si hobeños, los de Tarqui (tarquinos – tarqueños) Pital (pitaleños) y Pitalito (laboyanos).

 La Huilensidad tiene que ver con la noción de territorio, sociedad, deporte, cultura, educación, hombre y política para que entre todos construyamos el Huila que queremos y soñamos permitiendo la pluralidad y diversidad para cualificar la unidad nacional.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: