HALOWEEN Y SUS VERDADES

¿QUÉ ES?

Es una palabra tomada de dos términos sacados del inglés  que significa  “ALL HALLOWS EVE” Víspera del día de todos los santos.  En la actualidad es la celebración mundialmente conocida como día de las brujas o día de los niños, anualmente festejada el 31 de octubre.

¿QUÉ RELACIÓN TIENE LOS NIÑOS CON LAS BRUJAS?

Los niños no tienen ninguna relación con las brujas y no deberían  tenerla.  Los niños son la expresión de la inocencia, la ternura y el amor, potencial futuro de la tierra.  Las brujas son el símbolo de la maldad, las pasiones de venganza, odio, muerte y control diabólico.   Entonces ¿por qué se encuentran  asociados los niños con las brujas, sino  tienen  nada que ver? Veamos:

HISTORIA (PRIMERA VERSIÓN)

Se inició en los años 400’s  a 900’s de la era cristiana a través de culturas  conocidas  como DRUIDAS Y CELTAS, raza indoeuropea  con costumbres paganas  para quienes era muy importante  la fecha de 31  de octubre donde daban inicio  al año Céltico, practicando sin número, ritos de antiguas culturas como:

1. Reunirse  en fogatas para ofrecer sacrificios  de animales, ofrendas de grano y especies de sus cosechas, aún sacrificando  a sus propios niños, familia  y en muchos casos  ellos   mismos  para así agradar a sus dioses falsos.

2.  Se disfrazaban  e iban  puerta a puerta  tocando, recogiendo  regalos  y ofrendas para sus dioses y si el pueblo no  ofrendaba, los sacerdotes celtas prometían enviar  maldición, hechizos y encantamiento.

3.   Concentraba toda  su atención en prácticas ocultistas  tales como: pociones mágicas, encantamiento, brujería, cartomancia, etc.

4.  Esta era la noche precisa para la invocación de familiares muertos o espíritus de personas fallecidas.

La causa por la cual  en la actualidad se utilizan imágenes de brujas, vampiros, monstruos, y toda suerte de símbolos de tinieblas y maldad asociados  con los niños, es la raíz histórica  de prácticas  de hechicería y sacrificio  de infantes a los demonios cada 31 de octubre.

¿QUÉ DICE LA BIBLIA AL RESPECTO?

Que nadie de ustedes ofrezca en sacrificio  a su hijo o hija, haciéndolo pasar por fuego, ni practique la adivinación, ni pretenda predecir el futuro, ni se dedique a la hechicería, ni a los encantamientos, ni consulte a los adivinos  y a los que invocan a los espíritus, ni

consulte a los muertos; porque es abominación para con Dios, cualquiera que practica todas estas cosas… Ustedes deben ser perfectos en su relación con Dios.  Deuteronomio 18:10-14.

¿QUÉ SE ESCONDE ACTUALMENTE DETRÁS DE ESTA CELEBRACIÓN?

A nivel mundial el Halloween es la fiesta más importante para los brujos  y brujas que ejercen  sus poderes, hoy en día además  en las iglesias satánicas es declarada noche de Sabba y Solsticio, en las cuales  todas las prácticas  hechas  desde la antigüedad son manifestadas a través de rituales  netamente satánicos.

Es una invocación y aprobación directa al poder y el dominio de Satanás.   TRIQUI TRIQUI HALLOWWEEN viene de las palabras en inglés  TRICK OR TREAT que significa: “o me da un dulce o le hago una maldad”.

¿ES PELIGROSO PARA LOS NIÑOS?

El Halloween con todo su trasfondo es una puerta abierta para nuestros niños al temor nocturno, pesadillas y a poderes ocultos que alejan a los niños de la comunidad  espiritual  con Dios.  Creándoles problemas e inseguridad emocional.

¿QUÉ HACER?

Los niños tienen derecho a una celebración especial, pero que no tenga ninguna relación ni implicación con el ocultismo o la simbología  satánica.  Es necesario explicarles a ellos estas cosas para que disfruten sin estar involucrados en las costumbres de inspiración pagana y demoníaca.

SIMBOLOGÍA

û  La calabaza: Nos refiere al diablo encerrado por Jack según la tradición  en Irlanda.

û  Vampiros: Generalmente los demonios son representados por esa figura.

û  Gatos: Era una deidad  en las culturas paganas antiguas.

û  Brujas: Personas rendidas a Satanás, que se dedican a efectuar trabajos de ocultismo.

(FIESTA DEL SEÑOR DE LOS MUERTOS)

¡Cuánto despliegue comercial y alegría encontramos en este día para celebrar el supuesto “DÍA DE LOS NIÑOS”! ¿Pero conocemos realmente su significado, su trasfondo cultural y los aspectos que lo componen?.  No.  Definitivamente no tenemos conocimiento de esta festividad, pero ahora debemos conocer la verdadera cara que tiene el Halloween  o fiesta de la muerte.

HISTORIA (SEGUNDA VERSIÓN)

El origen  del Halloween se remota a unos 200 A.C.  Donde los Druidas (clase sacerdotal de los celtas), eran el grupo religioso encargado de presidir  los sacrificios públicos y privados y reglamentar las prácticas ocultistas.

Este grupo era dirigido por un solo líder que gozaba de autoridad entre ellos; eran los

encargados de enseñar a los guerreros  cómo matar y cómo usar la fuerza  (estas enseñanzas estaban basadas en la iniciación de la muerte, ya que se debía matar sin fallar, pero también morir sin mostrar debilidad; creían  en la inmortalidad del alma por ello cuando combatían contra el enemigo y lo mataban atraían sobre sí admiración, pero si moría su muerte era sacrificio a su dios vrs. Satanismo.

Los niños al llegar a la adolescencia eran separados del núcleo familiar y clasificado por edades para ser ejercitados en la cacería, la lucha y ejercicios corporales.   Los sacrificios, fiestas y rituales variaban unos  de otros, ya que cada deidad tenía sus propios gustos.

CULTOS:

Los Druidas adoraban  el muerdazo que es parásito del roble y lo consideraban árbol sagrado; adoraban diferentes deidades que tipificaban  la muerte.   Cada año se reunian en un monte sagrado en la región de Canutes (Centro de las Galias) donde tenían varias  celebraciones:

Reunión de Conocimiento y Poder

Era una reunión donde la figura central estaba representada por la sacerdotisa, ésta pronosticaba o predecía el resultado de la guerra a través de la sangre de las victimas que mataba en forma despiadada y cruel.

Halloween: (señor de los muertos, Samhain)

Era la época  de la caída de las hojas  y donde se celebraba  la fiesta de la muerte o Halloween; era un ritual en honor a su dios (La muerte) pues creían que los espíritus de los muertos regresaban a sus casas para visitar a los vivos y éstos los estaban esperando  con todo tipo de presentes, de no ser así, estarían destinados a la desgracia.

En la noche del 31 de octubre de los Druidas conmemoraban la llegada del invierno, con grandes hogueras en las cimas de las colinas con el objeto de aplacar las potestades sobrenaturales, luego iban de casa en casa demandando un niño o una virgen para sus sacrificios, la victima era el regalo que recibían los Druidas, a cambio dejaban  una calabaza con ojos en la que encendían una vela hecha de grasa humana para evitar que los demonios mataran a los moradores de la casa en la noche.

Cuando alguien no podía satisfacer la demanda de los Druidas, le hacía  una travesura (Hoy en día se utilizan dulces en conmemoración o como recordatorio, le pintaban un símbolo en la puerta de la casa, el símbolo era la señal para que Satanás y sus demonios mataran a alguien en aquella casa.

Después de todo este proceso de iniciación se desnudaban y daban comienzo al ritual o misa negra; este ritual es el mismo que se utiliza en las fiestas satánicas hoy en día.

La fiesta de Tutatis: (dios de la guerra)

Era una celebración para ir a la Guerra, la victima era ahogada.

Fiesta  de Exus: (dios sanguinario)

Era una ceremonia donde el sadismo y crueldad  satisfacían al dios, la victima moría en medio de horrendos tormentos.

Fiesta a Taravis: (dios del cielo y del trueno)

Rendían culto y adoración a los astros y alas deidades  que estos representaban, también habían  sacrificios humanos.


Celebración de Julfes: (Navidad)

Era un ritual a favor de la fecundidad, el amor y bienestar familiar y como una contra al envejecimiento, esterilidad y enfermedades.

SIMBOLOGIA SATANICA DEL HALLOWEEN

DISFRACES: Procede de la cultura  Druida Céltica, que creían que los participantes de las fiestas tenían que disfrazarse para adquirir poder.   (Pieles y cabezas de animales)

MASCARA: Estas se utilizan en las creencias supersticiosas de que podría ahuyentar los malos espíritus o comunicarse con los habitantes del otro mundo espiritual.

BRUJA: Personaje central de las ceremonias.   Es la que elabora encantamientos hechizos  y maleficios.  Se transporta en una escoba.  Se dice que: “No hay que creer en brujas pero de que las hay las hay”.

FANTASMA: Personaje  imaginario que aparece en forma de ser real.  Habita en casas viejas y abandonadas.  Les gusta  asustar a quien invade su morada.  Está relacionado con espantos y apariciones.

TELARAÑA: Se utiliza en las fiestas de Halloween o películas de terror para dar la impresión de abandono, oscuridad, miedo y lugubridad.

VAMPIROS: Representados como murciélagos, están inspirados en un personaje real que vivió en el siglo XV en Rumania, caracterizado por ser elegante, de mirada fría y penetrante, viste combinaciones de colores negro, rojo y blanco.

GATOS: Representan la encarnación de almas humanas espíritus malévolos, espíritus  familiares o brujas.

AVELLANAS O DULCES: Eran utilizados para la adivinación.  En asuntos amorosos y del futuro.

CALABAZA (JACK): Tiene una linterna encendida o vela dentro.  De la calabaza vacía (8 de diciembre día de los santos difuntos). La historia habla de un personaje fantasmal llamado Jack que metió un carbón encendido en un nabo hueco, para alumbrarse el camino en la noche; con el tiempo se convirtió en un talismán que simboliza un alma condenada.

La palabra TRICK  quiere  decir truco, trampa, travesura o engaño  y TREAT quiere decir regalo, proviene de la tradición irlandesa de legado Druida en que un hombre conducía una procesión para recoger contribuciones de los labradores: La negativa a esta contribución  era el sacrificio de la familia o la maldición de los cultivos.

La expresión  TRICK TRICK  HALLOWEEN, que parece tan sencilla e inofensiva es todo lo contrario: ya que niños y adultos que están pronunciando esta frase están haciendo contacto con los espiritistas, brujos, hechiceros y satanistas de todo el mundo, en el famoso  Sabbath del Halloween, pues en esta fiesta se reúne  el aquelarre ( 6 hombres, 6 mujeres, 1 sacerdote o sacerdotisa).

Tristemente en nuestro país el Halloween se ha venido prestando para que las sectas satánicas lo aprovechen para celebrar el inicio  de un nuevo año satánico y el cumpleaños del diablo.

Para los niños  la magia del Halloween radica en colocarse  un disfraz  e ir a pedir  dulces entonando una canción.  Pero para algunas personas y grupos al margen de la ley, ésta es una fecha macabra en la cual se llevan a cabo otro tipo de rituales.   Como antesala a este día, grupos o sectas satánicos se empiezan a preparar  y reclutan un gran número de personas, especialmente niños, para ofrecerlos  en la ceremonia que se realiza en el inicio del nuevo año.  Según datos oficiales, cada 31 de octubre, decenas de niños  y jóvenes son sacrificados  durante la llamada “misa roja” que se ofrece  al final del día.

Con este escrito no pretendemos generar pánico entre nuestros lectores, simplemente queremos servir de medio informativo y preventivo para que tanto los padres, como quienes  tienen niños  a su cargo, sean muy cuidadosos ya que continúan  siendo víctimas  de las diversas formas de violencia que diariamente  aquejan a nuestro país.  El caso de Sergio, lo demuestra; un niño de tan solo 3 años a quien  Cristina, su propia hermana, lo llevó a uno de estos grupos para ofrecerlo en el ritual del Halloween sin saber exactamente  qué era lo que iba a suceder con él.

CUENTA CRISTINA

Este es el testimonio de Cristina: “Yo empecé a asistir a un grupo satánico el año pasado cuando cambié de colegio.  Como entré nueva  a noveno, todos se conocían, tenían sus grupos y sus amigos por lo que yo me la pasaba sola.  Como a los quince días, dos muchachas empezaron a hablarme, a contarme  sus cosas, me empezaron a invitar a sus casas  a hacer trabajos, a tomar onces, me presentaron  los amigos con los que se la pasaban fuera del colegio.   A veces cuando nos reuníamos empezaban a contar unas historias todas raras, historias satánicas y cosas de esas, hasta que un día una de ellas me dijo que solían asistir  a unas reuniones con satánicos y me invitaron.

LA CURIOSIDAD

Al comienzo me dio mucho miedo pero pudo más la curiosidad y fui.  Me llevaron con los ojos vendados, con el fin de evitar conocer el sitio de sus reuniones, y que los denunciara en caso de que me arrepintiera de entrar.   Eso fue como a finales de marzo del año pasado.  Fui como unas cinco veces, en esas reuniones iba solo a mirar y veía cómo sacrificaban animales, se tomaban la sangre, se drogaban y se emborrachaban. A mí nunca me obligaron a hacer nada, si yo quería lo hacía, si no simplemente no, hasta cuando me ‘inicie’.  Ese día tuve que tomar sangre de un gato y participar de todo lo que el ‘sacerdote’ hizo durante la ceremonia”

LAS CEREMONIAS

Durante estas ceremonias  son muchas las aberraciones y actos degradantes que se realizan, pero a su vez, mediante manipulación sicológica, tratan de hacer sentir importante y querido a cada uno de sus miembros y logran que día a día  ellos se comprometan más.  Para lograr esto, dentro del grupo hay personas encargadas exclusivamente de investigar todo sobre la familia de cada uno de quienes integran la secta, y así, poder aprovecharse de los puntos débiles o de las carencias que estas personas tienen en sus hogares.   En el caso de Cristina se dieron cuenta de la falta de atención que ella tenía de parte de sus padres, ya que ellos trabajaban y era muy poco el tiempo que compartían.

EL FALSO ESTÍMULO

“Seguí participando de las reuniones, me dieron  un lugar importante al lado del ‘duro’  (el sacerdote).  Yo era como la asistente de él  en los tribunales y eso no lo hace cualquier persona, me tocó empezar a conseguir animales para sacrificar y también

pusieron a reclutar gente.     Un día, en  una  reunión,  nos  dijeron  que  nos tocaba  ir

preparando todo para la “MISA ROJA” que íbamos a celebrar el 31 de octubre.  Yo no sabía exactamente qué era lo que se hacía en una “MISA ROJA”,  pero a varias personas  nos pusieron la tarea de conseguir niños para ofrecerlos  en esa ceremonia que era muy importante, pues ese día se celebraba  el cumpleaños  de Satán”.

Generalmente los niños que van a ser ofrecidos en el ritual del 31 de octubre deben asistir a varios rituales o misas negras para ir  siendo preparados y ‘purificados’ por el sacerdote, pero esto no necesariamente  se convierte en una regla para ellos:  hay niños que pueden ser llevados el mismo día.

LA ADVERTENCIA

Según Cristina, nunca le dijeron en realidad en qué consistía el ritual de ese día: “un compañero me dijo que a los niños  que íbamos a llevar no les pasaba nada, que solamente se realizaba la ‘misa’ alrededor de ellos, que se sacrificaban animales y a los niños se les hacía tomar sangre, pero  nada malo les hacían Por eso yo decidí llevar a mi hermanito de tres años.  Para mí, era fácil  sacarlo de la casa porque como mis papás acostumbraban a llegar tarde, yo le decía a la empleada que lo iba a llevar al parque.   Nos íbamos para la casa donde nos reuníamos.  Yo lo alcancé a llevar tres veces  hasta que un día un compañero del grupo me entregó una carta a escondidas, y me dijo que la leyera donde nadie me viera.   Decía que no volviera a las reuniones o por lo menos no volviera a llevar a mi hermano, que me inventara algo para justificar  que no lo iba a llevar más, porque a él  lo iban a sacrificar como hacían con los animales, y que esas MISAS ROJAS siempre se debían hacer sacrificios humanos, especialmente de niños.  Todavía no sé  él por qué hizo eso conmigo, a mí me dio mucho miedo y no volví”.

LAS CONSECUENCIAS

“Los primeros días yo no podía dormir, tenía sueños muy feos, además, el ‘duro’ me mandaba razones con mis amigas del colegio, que me cuidara, que no me podía salir así  no más de la secta, que mi alma ya le pertenecía a Satán y que él iba a venir por mí.  Eso fue horrible hasta que me tocó contarles a mis papás.  Ahora mi hermanito y yo estamos   en tratamiento con un psicólogo y unos detectives nos están cuidando.  Todavía tengo sueños feos pero cuando eso pasa me pongo a rezar o a leer la Biblia y así ya puedo dormir más tranquila”.

AHORA O NUNCA: LA DENUNCA

El caso de Cristina y de su hermanito Sergio, que afortunadamente no tuvo un final trágico, es tan sólo uno de los tantos que diariamente son denunciados a las autoridades.  Esto sin contar los que nunca son denunciados por miedo o porque simplemente este tipo de sectas cumplen con su papel: cambiar totalmente el pensamiento y el sentido de la vida de muchas personas para quienes estos grupos se convierten  en su mundo, sin importar el daño que se están haciendo a ellos mismos y el que le hacen a las personas que los rodean.  Denunciamos cualquier acto que veamos que afecte a nuestra integridad y especialmente la de nuestros niños.

¿SON LAS CELEBRACIONES POPULARES DIVERSIONES INOFENSIVAS?

LA MACABRA DIVERSIÓN SE EXTIENDE…

A  mediados de octubre se empieza a observar una extraña transformación en algunas ciudades de Francia.  Los escaparates  se llenan de calabazas, esqueletos y telarañas.  Las cajeras de los supermercados se atavían  con sombreros negros de pico, y el momento culminante llega cuando los niños rondan las calles, llaman a las puertas y amenazan con una travesura sino les dan golosinas.

Estas extrañas costumbres forman parte de la celebración conocida por el nombre de Halloween, fiesta que tiempo atrás se consideraba típica de Norteamérica, pero que se ha extendido por el mundo entero y ha recibido dicha festividad con los brazos abiertos.  Según ciertos cálculos, el año pasado  la celebraron casi una tercera parte de las familias francesas.    Y el diario italiano  La Republica dice que

también se está extendiendo  vertiginosamente  por toda la península italiana.  El periódico Nordkurier señala que “la cantidad de ciudadanos [alemanes] que no quieren perderse la macabra diversión  es mayor que nunca”.

Halloween  no solo ha fascinado a Europa.    Se celebra con entusiasmo desde las Bahamas hasta Hong Kong.  El rotativo Internacional Herald Tribune informa que, el año pasado, una emisora  de radio de Sri Lanka organizó un concurso de “las recetas de Halloween más insólitas y los gritos de muerte más espeluznantes”.   La festividad también se ha introducido en Japón, en cuya capital, Tokio, se realizan “desfiles de calabazas” en los que participan miles de personas.

Incluso en aquellas regiones del mundo en las que Halloween  no es popular, suele haber fiestas y celebraciones que se le parecen.   En  Gran Bretaña, durante la noche  de Guy  Fawwkes se ve  por las calles a grupos de niños pidiendo dinero y haciendo travesuras como las de Halloween .   En Taiwan se celebra la colorida fiesta de los Farolillos, en la que los niños deambulan  por las calles llevando farolillos que representan aves y fieras. México tiene su día  de los Muertos, celebración  que ha cruzado la frontera y ha llegado a Estados Unidos.  Además, según el escritor Carlos Millar, algunos mexicoamericanos  todavía “se ponen calacas, mascaras  de madera que simulan calaveras y bailan en honor de sus difuntos”.

DIVERSIÓN SATANICA, LUCRATIVA Y PAGANA

La opinión general sobre estas celebraciones tal vez sea que se trata de una simple diversión  inofensiva, una excusa para que niños y adultos se disfracen  y pierdan sus inhibiciones.  Pero tal actitud  indiferente pasa por alto el hecho de que son, sin duda alguna, de origen pagano.  La fiesta de los Farolillos  de Taiwan, por citar un ejemplo, se remonta a cuando la gente encendía farolillos con la intención  de ver a los espíritus  celestes  que, en su opinión, flotaban en el cielo.  El día de los muertos de México proviene de un ritual azteca que honraba a los difuntos.

Tal vez haya quienes sostengan que el origen de este tipo de festividades no tiene mucha importancia.  Pero pregúntese: “¿Pueden considerarse inofensivas  unas celebraciones cuyos orígenes son tan oscuros?”.  A sus promotores comerciales no les preocupa  en absoluto.  Un representante del Instituto de Cultura  de Barcelona (España) dijo lo siguiente tocante a Halloween: “Es una fiesta  que se implanta desde la  vertiente comercial”.  Tan solo en Estados Unidos, generó el año pasado unos ingresos de 6.800 millones de dólares.  En Francia, una empresa que fabrica disfraces de Halloween ha visto centuplicarse su negocio en solo tres años.

Pues bien, ¿debería alguien participar en tales celebraciones por el simple hecho de que son populares o lucrativas?  Para responder a esta pregunta, examinemos un poco más la fiesta de Halloween.

LA VERDAD SOBRE LAS

CELEBRACIONES POPULARES

(TERCERA VERSIÓN)

Los símbolos de Halloween  son fáciles de identificar: las brujas, los fantasmas, las calabazas, las hogueras y la expresión trick or treat (“travesura o golosina”), con la que esa noche los niños amenazaban a sus vecinos para que se les den golosinas.   Pero ¿qué hay detrás de esta celebración  y otras similares?  Halloween  también se conoce por el nombre de All Hallow Even, es decir, víspera del día de Todos los Santos.  Sin embargo, este nombre supuestamente critiano oculta orígenes que están muy lejos de ser santos. De hecho, los entendidos dicen que esta fiesta se remonta a un tiempo muy anterior al cristianismo: la era en la que los antiguos celtas habitaban Gran Bretaña  e Irlanda.  Estos utilizaban un calendario  lunar y dividían el año en dos estaciones: los meses oscuros de invierno y los meses claros de verano.  En la noche de luna llena más próxima al 1 de noviembre celebraban la fiesta  de Samhain, término que significa “Final del Verano”.

Dicha festividad, que señala el comienzo del año nuevo celta, tenía lugar al final del verano, una vez recolectada la cosecha y cuando los rebaños y las manadas ya habían sido recogidos  de los pastos y se encontraban en los cercados.  Los celtas creían que, como los días se hacían más cortos, era necesario reavivar al Sol con una serie de ritos y sacrificios.  Como símbolo de la desaparición del año viejo, se apagaban todos los fuegos y, para inaugurar el año nuevo, se encendían hogueras sagradas de las   que

todos los miembros de la comunidad tomaban brasas para volver a prender la lumbre de sus hogares.  También se creía que a los malos espíritus se los ahuyentaba con aquellas hogueras, de las que hoy día se puede ver un reflejo en la noche de Guy Fawkes, de Gran Bretaña, y en las festividades de junio, de Brasil.  Según la creencia popular, en la fiesta de Samhain se abría el velo que separaba el mundo humano del sobrenatural, y los espíritus, buenos y malos, vagaban por la Tierra.  Como se pensaba que las almas de los muertos regresaban  a sus casas, las familias sacaban comida y bebida para sus visitantes fantasmales con la esperanza  de  apaciguarlos  y protegerse  del mal.  De modo que cuando hoy día los niños  disfrazados  de fantasmas  o brujas  van de casa en casa en Halloween  amenazado con una travesura si no se les da una gasolina, están perpetuando  inconscientemente los antiguos ritos de la fiesta de Samhain.  Jean Markale dice  lo siguiente en su libro Halloween,  historire et traditions (Halloween: historia y tradiciones): “Al recibir algo en sus manos, los niños establecen, en un plano simbólico  incomprensible para ellos, un intercambio fraternal entre el mundo visible y el invisible.  De ahí que las mascaradas de Halloween  […] sean, de hecho, ceremonias sagradas”.

Como la gente creía que había desaparecido las barreras  entre  el mundo físico y el sobrenatural, pensaba que los seres humanos podían pasar  con facilidad al mundo de los espíritus.  De modo que Samhain era una ocasión sumamente  propicia para desentrañar  los secretos del futuro.  Dado que las manzanas y las avellanas se consideraban para adivinar información tocante al matrimonio, la enfermedad y la muerte.   Por ejemplo, en una tina de agua colocaban  una serie de manzanas identificadas  con una marca.  El joven o la joven que agarraba una valiéndose solo de la boca podía, supuestamente, identificar a su futuro cónyuge.  Esta práctica  adivinatoria subsiste hoy día en el juego de Halloween consistente en tratar de atrapar con los dientes unas manzanas que flotan en agua.

Otras características de la fiesta de Samhain eran la borrachera, la diversión  estrepitosa y la pérdida de inhibiciones.  “Los valores tradicionales, si no se descartan, se invertían  -dice Markale-.   Lo  que estaba prohibido se permitía, y lo permitido se prohibía”.  Halloween  todavía refelja  este espíritu en la actualidad, lo que sin duda explica bastante bien su creciente popularidad.  Según  The Encycloperdia of Religión, esta  fiesta es de hoy día “una ocasión  en la que los adultos también pueden cruzar los límites culturales y liberarse de su identidad permitiéndose una noche de frivolidad sin inhibiciones.  Sí que la característica fundamental de la fiesta celta, la de una noche al año de evasión de las realidades y expectativas normales, ha perdurado hasta el siglo XX”.

Rivalidad Religiosa Vs  Fiesta Satánica

Los irlandeses  que emigraron a Estados Unidos en el siglo XIX  huyendo de la hambruna ocasionada por la gran escasez de papas, introdujeron en ese país la fiesta de Alojen y sus costumbres.  Y de allí la ha vuelto a recibir Europa en los últimos años.  Sin embargo, no todos ven con buenos ojos su creciente popularidad.  Según el diario francés  Le Monde,   “Halloween , festividad que coincide  con la del día de Todos los Santos y la del día de los Difuntos (1 y 2 de noviembre), y hasta podría reemplazarlas, hace felices a los comerciantes  e infunde pánico en los eclesiásticos”.

En Francia, a los representantes de la Iglesia les preocupa la decadencia de las fiestas católicas  tradicionales a causa de la festividad de Halloween, y ven este fenómeno como una señal de la “paganización de la sociedad”.  Para Stanislas Lalanne, portavoz de la conferencia  Episcopal  Católica de Francia, Halloween  ‘desfigura el significado de la vida y la muerte’.  Jean Bonfils, obispo de Niza, dijo que “esta celebración y sus rituales no tienen nada que ver con nuestra cultura mediterránea y cristiana”, y previno a los católicos contra “la fiesta más importante de los satanistas del mundo entero”.

Respecto a abandono de las tradiciones católicas por parte  de los franceses a favor de tales fiestas paganas, Hippolyte Simon, obispo de Clermont-Ferrand, afirma:  “Es como si la sociedad francesa estuviera buscando una especie de religión civil capaz de reemplazar el simbolismo cristiano”.  También escribe: “Con Halloween se imita a los muertos, y sus ‘fantasmas’ regresan para asustarnos y amenazarnos con la muerte.  En el día de Todos los Santos, por el contrario, afirmamos que los difuntos están vivos y que tenemos la promesa de que nos uniremos de nuevo a ellos en la Ciudad de Dios”  (vers une FRance païenne? [ ¿ Hacia una Francia pagana?]).

En esta misma línea, Carlo Maria Martín, cardenal de Milán (Italia), instó a los italianos a que no abandonaran las fiestas católicas y dijo:   “Halloween  es  ajeno  a  nuestra  tradición,  la cual  tiene  un inmenso valor y debe continuar.  El día  de los Difuntos es una celebración que pertenece a nuestra historia.  Es el momento en el que se abre la esperanza  de la vida eterna, un momento en el que el Señor nos hace comprender  que la vida abarca más que la existencia terrenal”.  Seguramente hay muchos católicos sinceros que opinan lo mismo.  Ahora bien, ¿es tan obvia la distinción entre Halloween y el día de los Difuntos como estos comentarios nos quieren hacer creer? ¿Qué nos revela un examen minucioso  de las raíces de estas festividades católicas?

Una mascarada santa: Santos conocidos y desconocidos 1 y 2 de noviembre.

El día de todos los Santos se define en  The Catholic Encyclopedi como una fiesta para “honrar a todos los santos, conocidos  y desconocidos”.  A finales del siglo segundo, los supuestos cristianos empezaron a honrar a los que habían sufrido martirio por su fe  y, creyendo que ya estaban con Cristo en el cielo, les pedían en oración que intercedieran a su favor.

Se inició una conmemoración anual el 13 de mayo del año 609 ó 610 E.C., cuando el  papa Bonifacio IV consagró a María y a todos los mártires el Panteón, templo romano dedicado a todos los dioses.  Markle dice: “los santos de la religión triunfante pasaron a ocupar el lugar de los dioses romanos”.

El cambio de fecha al mes de noviembre tuvo lugar durante el pontificado de Gregorio II (731.741 E.C.), quien consagró en Roma una capilla a todos los santos y mandó que se les honrara el 1 de noviembre.  Aunque no se sabe exactamente por qué, tal vez se debió a que en Inglaterra  ya se celebraba dicha festividad en esa fecha .   The Enciclopedia  of  Religion dice: Samhain siguió siendo una fiesta popular de los celtas durante la cristianización de gran Bretaña.  La Iglesia británica trató de desviar el interés que existía en las costumbres paganas incorporando en el calendario una celebración universal de esta fiesta por parte de toda la Iglesia cristiana”.

Markale señala la creciente influencia en toda Europa de los monjes irlandeses de la época.  La  New Catholic Enciclopedia añade:  “Los irlandeses solían destinar el primer día del mes a fiestas importantes, y como el 1 de noviembre era también el comienzo del invierno celta, sería una fecha apropiada para una festividad dedicada a todos los santos”.   Finalmente, en 835 E.C. el papa Gregorio IV la convirtió en fiesta universal.

En el siglo XI, los monjes Cluny (Francia) fijaron el 2 de noviembre como el día de los Difuntos, festividad en la que se elevan plegarias para ayudar a las almas del purgatorio a alcanzar  la gloria celestial.   Si bien pretende ser una fiesta católica, es obvio que había cierta consfusión en la mente de la gente de término medio.   La    New Catholic Enciclopedia dice que “ en la edad Media  existía  la creencia  popular de que las almas del purgatorio podían aparecerse ese día en la forma de fuegos fatuos, brujas, sapos, etc”.

Al no poder desarraigar las creencias paganas del corazón de sus feligreses, la Iglesia simplemente las ocultó tras una máscara “cristiana”, como pone de relieve  The  Enciclopedia of Religión al decir:  “La festividad cristiana, el día de Todos los Santos, conmemora a los santos conocidos y desconocidos  de la religión cristiana, tal como la fiesta de Samhain reconocía y rendía homenaje a las deidades celtas”.

Cómo debemos ver las celebraciones populares: Visión Critica y Reflexiva.

¿Debería preocuparnos mucho el oscuro pasado de Halloween y otras celebraciones  similares?  Al fin y al cabo, en la mente de la mayoría de las personas, Halloween no es mucho más que una ocasión para disfrazarse y divertirse.  Pero ¿no es cierto que los padres deben asegurarse de que la forma de esparcimiento que sus hijos escojan sea sana y no les perjudique?

A un inspector escolar de Francia con más de veinte años de experiencia docente se le preguntó qué tipo de influencia creía él que ejercía en los niños la fiesta  de Halloween.   Su respuesta fue: “Temo que, a la larga, el hecho  de ir de casa en casa amenazando a los adultos para obtener golosinas tenga consecuencias nocivas en los niños.   Puede fomentar una personalidad egoísta y egocéntrica.    Aprenden  que haciendo presión, exigiendo con amenazas y asustando, pueden  conseguir lo que quieren”.   De modo que los padres deberían preguntarse qué “lecciones” aprenderán sus hijos al celebrar esa fiesta.

Muchas familias reconocen que ceder a las exigencias de los niños en lo que tiene que ver con las golosinas y los disfraces puede resultar bastante costoso.  “Halloween […]  no es un día festivo; es la comercialización  de  un  acontecimiento”,  dice  Robert  Richefort,  director   general  del  centro   de Investigación para el Estudio y la Observación de las Condiciones de Vida, de Francia.  Halloween llena un período de calma previo al de las compras navideñas. Es decir, no es más que otra manera de presionar a la gente para que gaste dinero, dinero que muchos no pueden permitirse   el lujo de gastar.  ¿Tenemos  que dejarnos llevar por la corriente  en este asunto?

De todas formas, a los cristianos les preocupa aún más el hecho de que Halloween y otras celebraciones similares estén saturadas de paganismo.   El apóstol Pablo escribió: “No quiero que ustedes tengan nada en común  con los demonios.  No pueden beber  de la copa del Señor y, a la vez, de la copa de los demonios” (1 Corintios 10:20-22, versión popular, 1994).   También preguntó: “¿Qué tienen en común la justicia y la injusticia? ¿O cómo puede la luz ser compañera de la oscuridad? No puede haber armonía entre Cristo y el diablo, ni entre un creyente y un incrédulo” (2Corintios 6:14-16, versión popular, 1983).    De modo que la Biblia condena categóricamente la idea de ocultar una práctica pagana tras una máscara cristiana.

Las escrituras también previenen contra el espiritismo (Deuteronomio 18:10-12).  Si bien es cierto que la inmensa mayoría de los que celebran Halloween  dirían que les repelen las prácticas satánicas, deberíamos tener presente que esta fiesta siempre ha tenido mucha relación con el ocultismo.    De modo que puede ser una puerta al espiritismo, en especial para los jóvenes influenciables.      Los ritos

y tradiciones paganos  con tintes espiritistas obviamente  no tienen cabida en la adoración cristiana; no son nada inofensivos.

Finalmente, está el hecho de que tanto Halloween como el día  de Todos los Santos y el día de los Difuntos se basan en la creencia  de que los muertos sufren o de que de alguna manera pueden perjudicar a los vivos.  Sin embargo, la Biblia indica claramente que tales creencias no son ciertas, pues dice: “Los vivos tienen conciencia de que morirán; pero en cuanto a los muertos, ellos no tienen conciencia de nada en absoluto” (Eclesiastés 9:5).  De ahí que aconseje: “Todo lo que tu mano halle que hacer, hazlo con tu mismo poder, porque no hay trabajo ni formación  de proyectos ni conocimiento ni sabiduría en el Seol [ la sepultura común de la humanidad], el lugar adonde vas”  (Eclesiastés  9:10).   Como los muertos  están inconscientes y, por lo tanto, no pueden sufrir ni perjudicar a nadie, no tenemos nada que temer de ellos.  Además, las oraciones para ayudarlos tampoco son de utilidad alguna.  ¿Significa esto que no existe ninguna esperanza para nuestros difuntos?   No.  La Biblia nos garantiza que “ va a haber resurrección así de justos como de injustos” (Hechos 24:15).

Con el conocimiento viene la libertad de elección.  No se puede esperar que tomemos decisiones inteligentes sin no conocemos todos los hechos.    Tras analizar lo que se ha presentado en estos artículos, ¿qué decidirá usted?

  1. Conozcamos nuestra identidad cultural  valorándola  y haciendo buen uso para promoverla y conservarla.  Somos una cultura de gente grande, fuerte y emprendedora.  Ya es hora de empezar a despertarnos, levantarnos y recobrar muestra verdadera  identidad.
  1. Utilice las normas de convivencia social, civil y comunitaria: Es fácil decir buenos días, sonreír, dar las gracias, despedirse, saludar ser prudente, amar a tu prójimo.
  2. Mantenga amigos(as) y relaciones interpersonales que se caractericen  por la comodidad, el calor, la seguridad, la sinceridad, la comprensión, el buen humor y la buena voluntad.
  3. Evite en el ambiente familiar y escolar la intolerancia, la agresión física, psicológica, el desamor, la indiferencia y apatía, los conflictos, las actitudes  negativas, los juegos peligrosos y la incomprensión, pues estos afectan  el desarrollo de la salud mental.
  4. Practica los deportes, desarrolla los talentos, las artes y la sana diversión.
  5. Es tarea de la familia fomentar la autoestima y valoración por derecho propio en el hogar y la escuela, de tal forma que se desarrolle la disposición que lleva a quererse así mismo y en el futuro y finalmente a tomar las decisiones sobre éxitos y adversidades.
  6. Los padres, madres y los maestros (as) tienen el deber para con ellos mismos, con sus hijos (as) o sus estudiantes  de enseñar y fomentar la fe, el amor, los principios morales y espirituales.
  7. Reflexione y cree espacios de comunicación para unificar y consolidar los lazos afectivos, la armonía y la empatía familiar.
  8. Estimular la seguridad y la autoestima  en cada miembro de la familia, que es aceptarnos y amarnos como lo que somos: personas únicas y valiosas.
  9. Actúe con respeto con los niños (as), con las personas especiales, con los ancianos (a), con los indigentes, etc., dándoles un especio y un lugar en nuestros corazones.
  10. Siéntase orgulloso se sí mismo (a), de su familia, de su escuela, de su ciudad Neiva, de su Departamento Huila, de su cultura, de su país  Colombia.
  11. Cree y promueva espacios de reflexión espiritual individual y en familia.   Dios desea compartir  su bondad, su misericordia, su amor, su poder, su sabiduría en una palabra su ser.
  12. Aprendamos que el disfraz oculta la verdadera identidad y distorsiona la autoimagen y más si se trata de diablo, bruja, vampiro, seres malignos  personajes motivadores de violencia.

BIBLIOGRAFIA

–      Documento de Trabajo sobre DRUIDAS Y CELTAS.   Jairo Herrera Cardoso, 2004.

–      Pasajes Bíblicos: Deuteronomio, Romanos, Corintios, San Pablo, Eclesiastés, Hechos de los Apóstoles.

–      Revista “Despertar”, 2004

–      Simbología satánica, documento de trabajo. Jairo Herrera Cardoso, 2003.

Revista Cablecentro, octubre de 2005

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: