LA HAMACOTERAPIA, TÉCNICA DE PRODUCCIÓN LITERARIA

Nuestros jóvenes pueden ser visuales, auditivos y kinéticos, por eso muchos de ellos solo nos miran cuando  les hablamos, otros se quedan anonadados cuando  escuchan y una gran mayoría no se están quietos  viven en constante movimiento.    Por eso algunos adolescentes  no copian porque  solo escuchan, otros escriben todo cuando observan; pero existen  unos que ni copian, ni miran, pero para los padres y profesores “esos y esas molestan”.

 La hamaca es un elemento artesanal que se utiliza para el descanso, o realizar la siesta; pero otros la utilizan para pensar.

 Todos los colombianos  conocen la HAMACA y muchos  han dormido en ellas, cuando se colocan entre dos (2) árboles.    La HAMACA se ha convertido en un artículo  artesanal  suntuario, de lujo; hoy se observa en los balcones  de las casas   como reliquias  colgadas en las paredes.

 Nuestros campesinos planifican y evalúan sus jornadas de trabajo sobre las Hamacas, incluso algunos poemas han surgido al vaivén de una hamaca.

 “El General en su Laberinto”, según el Nóbel Gabriel García Márquez  veraneaba en una hamaca, el Libertador Simón Bolívar después de sus arduas travesías descansaba sobre una hamaca.   Existen poetas, escritores y compositores que escriben sus obras literarias al arrullo de una hamaca.

 En las bellas playas de nuestras dos (2) costas existe un hombre que descansa en una hamaca, vive en ella con un cuaderno y un lápiz; desde ese sitio observa toda la playa, la gente, los animales, el firmamento y como hecho curioso todos los habitantes del pueblo van y le comentan lo que sucede, va a suceder o está sucediendo.      El afrodecendiente  con alma de costeño y espíritu de poeta, allí en esa hamaca compone las mejores obras literarias, vallenatos y poesías.  Su fuente de inspiración  es la hamaca, nadie lo molesta, todos lo quieren, le ofrecen su amistad, cariño, comunicación y afecto.

 No vayan a confundir mi fuente de inspiración, no es la ludoterapia, es decir, como a través de la lúdica y recreación  me divierto, no señores; insiste: “mi musa, mi fuente de creación e innovación es la HAMACOTERAPIA”.

 La hamacoterapia es el arte de escribir y producir arte, literatura, poesía, vallenato, teatro  a través del balanceo y tranquilidad que ofrece una HAMACA, “esa vaina me la inventé yo”, insiste el hombre creador y soñador de ilusiones, un colombiano fuera de lo común aquel que se ideó el D.R.A. (Derechos Reservados del Autor)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: