PLAN DECENAL DE EDUCACION DPTAL 2000 – 2010

PLAN DECENAL  DE EDUCACION

 2000-2010

 GOBERNACION DEL HUILA

SECRETARIA DE EDUCACION DEPARTAMENTAL

 Por un huila en marcha… Concertemos el futuro

 

ENTIDADES PARTICIPANTES

 Secretaría de Educación Departamental

Secretaría de Cultura Departamental

Planeación Departamental

Comités municipales del Plan Decenal de Educación

Centro Auxiliar de Servicios Docentes – CASD

Universidad Surcolombiana – USCO

Alcaldes Municipales y Jefes de Planeación Municipal de cada uno de los 37

Municipios

Cámara de Comercio

Servicio Nacional de Aprendizaje – SENA

CASATEUS

Fundación Social

Colegios Privados

Medios de Comunicación

 COMITE DEPARTAMENTAL

  MARIA CRISTINA RODRIGUEZ LEYVA

Gerente Plan Departamental

 INTEGRANTES DEL COMITE

JOSE MARIA GRAFFE ESPAÑA

Jefe División Políticas y Descentralización Secretaría de Educación departamental

BERCELIO ROJAS

Director núcleo Municipio de Palermo

DIGNA GOMEZ DE GOMEZ

LEINO BONILLA RAMIREZ

Coordinador de Nuclearización

Integrante División Tecnicopedagógica Secretaría de Educación departamental

CONSTANZA TELLO MUÑOZ

Integrante División Políticas y Descentralización Secretaría de Educación departamental

CECILIA ZUNIGA CAMACHO

Integrante secretaría Técnica Permanente del CDCDH

NOHORA CORONADO DE CHAVARRO

Rectora Colegio Departamental CEINAR

TITO POLANIA

Supervisor de Educación

LIGIA CHARRIA DE TRUJILLO

Directora Colegio Básico Pedagógico

MARCOS PENA BUEN DIA

Rector (E) Colegio Departamental I.P.C.

 IGNACIO VALENCIA GUTIERREZ

Docente Colegio Bachillerato Nocturno Joaquín García Borrero

JAIRO HERRERA CARDOZO

Coordinador Académico y Disciplinario (E)

J.T. Colegio Dptal. José Eustasio Rivera

SOCIEDAD CIVIL

Dr. LUIS ALBERTO DIAZ MENDEZ

Dr. REYTÌEL SALAS VARGAS

Dr. JAIRO RAMIREZ BAHAMON

GRUPO ASESOR

DAVID AUGUSTO PLATA RAMIREZ

LIMO MUÑOZ BRAVO

Profesores Universidad Surcolombiana

PORTADA

ALFONSO OROZCO

 ILUSTRACIONES

 NOHORA  GUTIERREZ

Docente Artes Plásticas                Colegio Ceinar

COMITE DE REDACCION

             MARIA CRISTINA RODRIQUEZ LEYVA

           JOSE MARIA GRAFFE ESPAÑA

             CECILIA ZUÑIGA CAMACHO

           CONSTANZA TELLO MUÑOZ

                                        NOHORA CORONADO DE CHAVARRO

                                    MARCOS PEÑA BUENDIA

                                 IGNACIO VALENCIA QUTIERREZ

                                   JAIRO HERREA CARDOZO

 

INTRODUCCION

  La construcción del Plan Decenal, es una experiencia significativa por la metodología participativa implementada en la elaboración del primer documento de trabajo sobre los destinos sociales y educativos de la región.

 Significativa por lo que representa para el Departamento del Huila, el reconocimiento de su realidad; pero más aún para quienes constituidos en un equipo de comunicación de ideas e intereses por el futuro de la educación despertamos nuestra capacidad de asombro encontrando las más diversas experiencias educativas que constituyen el mejor homenaje al ingenio y la creatividad de los educadores huilenses para resolver las dificultades o para dignificar la vida de sus alumnos, como también la decidía y la falta de vocación de quienes llamándose maestros han permitido que nuestra imagen y proyección se desdibuje en el contexto de nuestra sociedad.

 Mucho se ha dicho acerca de la conveniencia o no de un Plan Decenal de Educación, más difícil aún se ha hecho su construcción. Para quienes emprendimos esta comprometedora tarea ha representado la convicción de que nada es más útil y aún necesario al hombre que observar en la historia de las generaciones pasadas el origen de los males que han afiigido a los pueblos, los errores que se han apoderado de los más grandes talentos, las circunstacias favorables o adversas que han precedido y acompañado a cada uno de los acontecimientos; por último la influencia que pueden tener en lo futuro, la conducta que debe seguirse para evitar los males que tanto daño le causan y proporcionar los bienes físicos y espirituales que tanto desea.

 Desde nuestra vocación de maestros creemos en una escuela al servicio de la comunidad, necesaria al futuro del Departamento que incida en la consolidación de nuestra identidad cultural, en la formación de valores éticos de solidaridad y cooperación, una escuela cuya máxima aspiración sea la de formar huilenses que amen su patria, sus recursos, sus potencialidades y que constituyan con su actitud práctica una sociedad justa en la cual reine la paz, desde el principio de que para cada sociedad corresponde una educación concreta que debe constituirse en instrumento vital de cambio y de transformación, facilitando el proceso de autodeterminación de los pueblos en procura de una verdadera organización y participación comunitaria en el plano de la multisectorialidad y multidisciplinaridad, alrededor de la unidad política administrativa básica y cuyo eje central gire en torno de un nuevo orden social.

 Atendiendo el mandato constitucional de la participación y en concordancia con el artículo 72 de la Ley General de Educación y a su vez retomando el sentido de

 Significado del Plan Decenal, el Huila construyó un documento de trabajo producto de una amplia deliberación y debates a través de foros, talleres, seminarios socializaciones que dieron como resultado un documento participativo que en gran medida determinará el futuro de la educación y el bienestar social en Departamento del Huila.

 Nuestra invitación a trabajar mancomunadamente por la educación, está abierta hoy como una de nuestras obligaciones y compromisos. Somos protagonistas la nueva historia, del mismo devenir, de unas mismas circunstancias que llamar la participación consciente y reflexiva antepuesta a diferencias o discrepancias todo orden pero decididos a crear ese nuevo mañana para un nuevo huilense.

 ELEMENTOS CONCEPTUALES

  En este documento se utilizan algunos términos que es necesario conceptuarlos de acuerdo al contexto en el que se enmarca el Plan Decenal de Educación para el Departamento del Huila.

 CULTURA

 La cultura como proceso histórico – social no puede quedarse en la Visión del pasado (cultura-patrimonio, folclor de archivo o de museo) sin dar cuenta de las apropiaciones y de las reelaboraciones constantes que hace el pueblo de la cultura hegemónica y de la suya propia.

 Desde el siglo XVIII encontramos alusiones a la cultura para significar las diferentes formas de relación con la naturaleza empleadas por el hombre, hasta llegar a indicar “todo el modo de vida de un pueblo”. Así expresada la cultura podemos definirla como “El conjunto de rasgos distintivos, espirituales, materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan una sociedad o un grupo social. Ella engloba además las artes y las letras, los modos de vida, los derechos fundamentales del ser humano, los sistemas de valores, las tradiciones, las creencias”.

 Es importante anotar que ese conjunto de rasgos se manifiesta en instituciones encargadas de conocimientos y normas, creadas por la comunidad portadora de determinada cultura, las cuales organizan el grupo en su conjunto, le dan coherencia, sentido e identidad a todos sus miembros, y garantizan la reproducción y control global de su medio económico y social.

 De otra parte, hay que precisar que las culturas populares han existido siempre en las sociedades humanas y que sus manifestaciones concretas han desempeñado un papel protagónico dentro de los movimientos sociales. En términos generales se pueden asimilar con las expresiones y manifestaciones culturales de sectores de la sociedad que presentan algún nivel de subordinación, ya sea en la participación del poder político y económico, en lo cultural, étnico, educativo y funcional, o que se encuentren aislados geográfica e institucionalmente de los sectores dominantes.

 En cualquiera de los casos las manifestaciones concretas de la cultura tienen relación directa con las condiciones materiales de vida de la sociedad en que se desenvuelven, las cuales generan formas específicas de representación, reproducción y elaboración de sus relaciones sociales, con canales de expresión

 Como la tradición oral, los cuentos, las veladas, la música, entre otros, que son parte de la memoria cultural.

 Las culturas populares producen valores autónomos de acuerdo con sus propios requerimientos y necesidades, sin que medie para esto la educación formal o la academia; su inventiva se da generalmente en un nivel práctico cotidiano, como mecanismo de adaptación al cambio constante de las circunstancias: así, sus tradiciones, creencias, mitos, música, danza, cantos, alimentación, artesanías y demás aspectos de su mundo socio-cultural, se manifiestan en una concepción del mundo opuesta o diferente en muchos aspectos a la concepción del mundo “oficial” o de las clases del poder.

 Las culturas populares se construyen, por consiguiente, no sólo en determinadas condiciones de vida familiar y de trabajo, sino también en las formas de pensamiento que crean para concebir y manifestar su realidad; de esta manera elaboran sus propias condiciones de vida e integración con los sectores hegemónicos.

 EDUCACION Y SOCIEDAD

 El hombre es un ser social que piensa, siente y se desarrolla de acuerdo al espacio cultural en el que interactúa, es en dicha interacción en la cual la educación cumple un papel fundamental para la transformación tanto material como espiritual de la sociedad.

 Con este planteamiento “La educación es un proceso de formación permanente, personal, cultural y social que se fundamenta en una concepción integral de la persona humana, de su dignidad, de sus derechos y de sus deberes proceso mediante el cual la sociedad involucra a los individuos en ella, convirtiéndolos en sujetos partícipes de su propia historia.

 En consecuencia, la sociedad releva la educación y le da cuerpo institucional asumiendo el Estado la conducción política, administrativa y financiera, creándole unos fines, principios y objetivos rectores, legislándola sobre el supuesto de ser ésta factor de unidad Nacional. Así, la educación es un factor social de poder y desarrollo que recobra trascendental importancia en la actualidad.

 Ahora bien, desde la teoría crítica esta se mira como el escenario donde interactúan distintos intereses, relaciones de poder, concepciones, comunicación, que hacen de ella, particularmente en la escuela, un laboratorio de transformación cotidiana, llegando a incidir en lo fundamental, en el nervio central de conducción.

 Esta transformación es posible si se potencia el diálogo de saberes como fuente dinamizadora de la acción comunicativa.

1 SENADO-CAMARA. LEY GENERAL DE EDUCACION. Texto definitivo. Santafé de Bogotá. Pág.1

 Es a través de la acción comunicativa cómo es posible confluir valores, costumbres, saberes, comportamientos sociales dentro de una comunidad, recobrando sentido vivencial la Institucionalidad educativa donde sus actores se sientan integrados, dueños de su propia obra, convirtiendo la escuela en un laboratorio de ideas y hechos, búsqueda de soluciones a problemas que reviertan en beneficio de los presentes en el entorno y contorno inmediato como en el general.

 La acción comunicativa permite el desarrollo de una democracia real en contraposición a una democracia encubierta que sutilmente pretende mantener los privilegios de la verticalidad y que bien se sustenta cuando “Habermas plantea que la acción comunicativa es la comunicación honesta y transparente y la acción estratégica la que se encuentra cargada de manipulación, muchas veces encubierta”2.

 Corresponde a la institución educativa, apoyada en la reforma escolar redimensionar su quehacer, replanteando entre otras las nociones de hombre, sociedad, sujeto, escuelas. Escuela grande, sin fronteras, que debe ser escenario para el desarrollo de la democracia a través de la acción comunicativa en las distintas relaciones de los miembros de la comunidad educativa que asume al hombre como individuo con su singularidad vital y necesidades específicas, que como sujeto apela a la sociedad, se involucra en ella y asimila el legado histórico para solucionar parte de sus aspiraciones y por tanto se constituye en parte de la sociedad, sociedad que está dentro y fuera de los hombres sin delimitaciones exactas entre sujeto y sociedad.

 La escuela puede mediar las aspiraciones satisfechas e insatisfechas de individuos y grupos inmersos en ella, no como panacea sino como aporte, mediación del actuar contradictorio sin someter la diferencia, respetando y asumiendo la contradicción y buscando la participación de sus miembros en las mejores soluciones provisionales a los problemas, siempre en procura de transformar la cotidianidad.

DESARROLLO

 Potenciar y operacionalizar el conjunto de planes, programas y proyectos de desarrollo social y educativo a nivel regional y local, implica redimensionar un concepto que permita dilucidar estrategias hacia el desarrollo sostenible de las regiones y localidades.

 El desarrollo sostenible o sustentable es considerado como “un proceso de mejoría económica, cultural y social que satisface las necesidades y valores de todos los grupos interesados manteniendo las opciones futuras, conservando y

‘MARINO, Germán. Ocho inquietudes en torno al constructivismo. Revista Educación y Cultura No.34.

 Prospectando los recursos naturales, culturales y diversidad en todas las dimensiones”[1].

 De esta perspectiva se desprenden principios que orientan la reflexión sobre el desarrollo humano, como son: La sostenibilidad ecológica como base del desarrollo, debe ser compatible con el mantenimiento de los procesos ecológicos, la diversidad biológica y los recursos naturales. La sostenibilidad social, entendida como la cualificación de la calidad de vida que interviene en procesos participativos de organización y gestión. La cultura, exige que el desarrollo respete los contextos culturales, en el marco de la diversidad. La economía, referida al desarrollo económico eficiente y que sea equitativo dentro de las realidades biofísicas y culturales del entorno.

 Así, el desarrollo humano es entendido, no como la vieja valoración de la riqueza establecida como meta obligada de las naciones, no como el alza en el ingreso per-cápita sino como “el aumento de la cantidad y la calidad de las oportunidades para el ser humano. La educación es en consecuencia una fuente copiosa de oportunidades”[2].

 En este orden de ideas la educación asume una función prioritaria, es un aspecto esencial para el desarrollo humano, que la incluye entre las tres oportunidades básicas de la persona al lado de la esperanza de vida y su nivel de ingreso, derecho de todos y un bien en sí misma.

  METODOLOGIA DEL DISEÑO DEL PLAN DECENAL DEPARTAMENTAL

 El camino recorrido por el Comité Departamental del Plan Decenal de Educación se fundamentó en la sensibilización, investigación, participación, concertación, socialización continua con las respectivas y necesarias retroalimentaciones en busca del desarrollo de un proceso colectivo que generara un documento, brújula para la prestación del servicio educativo en el departamento del Huila.

El trabajo investigativo ha recorrido actualmente cuatro momentos de los siete planeados, con sus respectivas fases a través de visitas, conservatorios, revisión literaria y de archivos, entrevistas, talleres, encuentros con personalidades de los diferentes sectores sociales, con instituciones tanto del sector oficial como del privado, incluyendo obviamente a educadores, directivos de la educación, medios de comunicación y diferentes agremiaciones entre otros.

La formulación del Plan Decenal de Educación requirió de un proceso participativo en cada uno de los municipios del departamento donde se confirmaron equipos municipales integrados por diferentes actores sociales de la localidad quienes asesorados por el Comité Departamental, hicieron su análisis situacional y a partir de allí, emprendieron la formulación de sus propios derroteros educativos, que a su vez sirvieron de sustento teórico para el Plan Departamental de Educación.

La construcción del Plan Decenal de Educación Departamental, es todo un acontecimiento histórico porque se constituye como un plan de estado, en el que la comunidad es la dueña; no es un plan de gobierno sino de todos los huilenses y de su adopción e implementación depende en gran medida el futuro amplio y cualificado de la educación del departamento del Huila.


DELGADO, Ricardo. SANDOVAL, Carlos. Desarrollo Humano: Un punto de vista alternativo. Medellín. 1996.

[2] GOMEZ, Hernando. PEÑA, Margarita. Otros. Educación, La Agenda del siglo XXI, Hacia un desarrollo Humano. Tercer Mundo S.A. Santafé de Bogotá. Pág.l 1. 1998

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: